Frasco
  • Frasco
  • Frasco

Frasco

Réplica de frasco o polvorera especializada de los arcabuceros, siglo XVI

225,00 €
Impuestos incluidos
Cantidad
Fuera de stock

  • done CERTIFICADOS POR HISTORIADORES. Nuestros artículos vienen acompañados de una Nota de Adecuación Histórica (NAH), realizada por historiadores
  • done ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 300€. Envíos rápidos a todos los destinos. Consulte condiciones y plazos en el menú.
  • done PAGO SEGURO por Visa, Mastercard y Paypal

Entre los pertrechos básicos del arcabucero estaban los recipientes para la pólvora o polvoreras. En los Tercios se usaron polvoreras de cuerno pero también otros recipientes mas elaborados, que vinieron a llamarse frascos y frasquillos, atendiendo al tamaño del recipiente. En el frasco se llevaba la pólvora mas gruesa y menos refinada, que servía para cebar el cañón del arcabuz. En el frasquillo se llevaba la polvora mas fina y refinada, que servía para cebar las cazoletas de arcabuces y mosquetes. Los mosqueteros dejaron de usar frascos al imponerse los doce apóstoles para cebar las bocas de los mosquetes.

El frasco por tanto fue usado durante el siglo XVI especialmente, edad de oro de los arcabuces. Por supuesto, adoptó muchos aspectos, formas y decoraciones. Se han conservado frascos muy elaborados, de metales preciosos y rica ornamentación.

Según Julio Albí de la Cuesta, el arcabucero, arcabuz, con sus frascos y bolsas y celada o morrión "porque aseguran y espantan", pero "no ha de ser muy alto porque el enemigo cuando entra en una trinchera le descubra menos".

El arcabucero solía llevar el frasco prendido a un costado, a la altura del muslo, sostenido del cinturón por cordones o bien directamente de este, gracias a la pieza de metal que incorporaba.

Esta réplica de frasco está realizada en madera contrachapada y guarnecida de acero mate. Tiene una forma muy común en los frascos que se han conservado, siendo muy realista. La madera está teñida en marrón oscuro. La guarnición de acero incorpora la típica pieza para sujeción de cinturón y las argollas laterales para la sujeción de cordón. La parte delantera lleva una decoración sencilla y discreta.

El mecanismo dosificador es maravillosamente realista. Un primer muelle dosificaba la pólvora, de grano grueso en esta polvorera, que se vertía inclinando hacia abajo el frasco, de modo que llenara la boca. Posteriormente, cerrado el primer muelle, se accionaba el mecanismo exterior para verter justamente la dosis de pólvora almacenada en la boca del frasco.

Detalles:

  • Material: madera, acero
  • Altura: aprox. 25 cm.
  • Anchura en la base: aprox. 24 cm
  • Peso: 550 gr. aprox.

 arcabucero

Arcabucero con morrión y un gran frasco de polvora.

023019002

Características

Material
Acero
Madera

Puede que también te interese

Arcabuz

Réplica de arcabuz, la legendaria arma de fuego de avancarga y llave de mecha, antecesora del mosquete y sucesora de escopetas y otras armas pioneras, empleada tanto por la caballería como por la infantería. Siglo XVI. Para pedir este producto, contacte con nosotros.

Precio 590,00 €

Morrión con carrilleras

Morrión con carrilleras, típicamente español, utilizado por los Tercios durante el siglo XVI.

Precio 90,00 €

Frasquillo

Réplica de frasquillo o polvorera especializada de los arcabuceros y mosqueteros. Siglos XVI-XVII

Precio 95,00 €
chat Comentarios (0)
arrow_upward