Ninguna réplica es igual exactamente igual al original. Desde nuestra óptica del siglo XXI, no podemos sino aproximarnos ligeramente a los materiales probablemente utilizados y a las técnicas supuestamente empleadas en la fabricación original. Por ello, toda clasificación está condicionada desde su origen por nuestra propia perspectiva, árbol de creencias y carencias de información.

Con estos condicionantes y para orientar en lo posible al recreador histórico, en el ámbito internacional se han establecido clasificaciones que permiten encuadrar cada artículo en una u otra categoría. Así, el internauta puede encontrar clasificaciones que van de la A a la C (o a la D en algunos casos) para clasificar espadas, dagas y otras armas blancas. En protecciones pasivas, se utiliza con frecuencia el término battle ready, para designar un escudo, casco o coraza que puede, en teoría, soportar golpes fuertes. Con frecuencia una misma espada o daga se encuentran disponibles en dos versiones, recreación y práctica (funcional), proporcionando al cliente la opción de elegir según sus necesidades. En ocasiones, estas clasificaciones se basan en la información “disponible” sobre los materiales y procesos de fabricación. En otros casos, el encuadramiento se realiza por índices técnicos de dureza, coeficientes de torsión, flexibilidad u otras variables y medidas propias de la categoría del artículo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas clasificaciones no están avaladas por ninguna organización gubernamental ni agencia internacional con reconocimiento oficial. Se trata de clasificaciones de origen privado, promovidas por fabricantes, distribuidores o asociaciones de usuarios, que no cuentan con reconocimiento legal. Por tanto, deben ser consideradas como útiles, pero no absolutas. Como suele suceder con frecuencia en todos los nuevos sectores económicos, el legislador va por detrás de la realidad industrial. Sin embargo, ya que la ley es lenta pero segura, debemos esperar en un futuro cercano que los gobiernos (en nuestro caso la Unión Europea) promuevan la regulación legal o reglamentaria de las actividades de recreación o combates históricos, para la mejor protección y seguridad del consumidor y las empresas.

Practicas con espada

Con todo, las preguntas que el recreador debe realizarse son ¿qué réplica necesito? y ¿para qué deseo utilizarla? Con una correcta respuesta a estas preguntas, el recreador histórico enfocará su objetivo de compra de forma certera. Contar con una tienda que pueda ofrecerle toda la información y asesoramiento necesario es esencial para el recreador histórico. En La Casa del Recreador asesoramos gratuitamente a todos los recreadores sobre el fabricante de cada producto, sus cualidades y sus límites, aconsejando en su caso, la mejor opción para cada cliente y objetivo.

Por ejemplo, en caso del recreador principiante (etapa que atravesamos todos), tiene la opción de decantarse por las opciones de precio más ajustado, todas muy dignas y correctas. El recreador veterano y de mayor capacidad económica puede permitirse réplicas de precio mayor y fabricantes de prestigio, a veces, por el solo hecho de exhibirlas. Los mismos principios se aplican a coleccionistas noveles y expertos. Quien desea realizar prácticas, combates o esgrima, debe decantarse por espadas funcionales y protecciones adecuadas. El uso de réplicas de recreación para actividades reales o deportivas sin el material y la formación necesarios puede conllevar problemas de seguridad, que todo recreador responsable debe evitar.

Por último, os recordamos que no hay reproducciones mejores o peores, solo mas o menos adecuados para cada objetivo. El mercado está en disposición de ofrecer productos de amplia gama de calidades y precios, con el objeto de satisfacer cada necesidad y posibilidades económicas. El recreador histórico es el responsable de evaluar sus necesidades reales y combinarlas con su capacidad económica, para disfrutar de su afición favorita con la mejor calidad y seguridad.


La Casa del Recreador

Dejar un comentario

Iniciar sesión


arrow_upward