Falcata

Réplica de falcata de tipo celtíbero. Siglos IV-II a.C.

Más detalles

100110021
Producto nuevo

86,78 €

Este producto no esta en stock
 
Más información

La falcata es típica de los pueblos celtas que habitaron la Península Ibérica, principalmente el centro-norte, antes de la conquista romana. La espada es similar a la kopis griega de la que algunos mantienen que desciende, por contactos culturales y tecnológicos tempranos con las polis griegas que se asentaron en la costa mediterranea peninsular desde el siglo VI a.C.

Los celtíberos fueron el grupo étnico más influyente de la Península Ibérica prehispánica. Tuvieron su mayor impacto en la historia durante la Segunda Guerra Púnica, durante la cual se convirtieron en aliados (quizá involuntarios) de Cartago en su conflicto con Roma y cruzaron los Alpes con las heterogéneas fuerzas bajo el mando de Aníbal. Durante la guerra y gracias a las campañas de Escipión en Hispania, los pueblos celtíberos pasaron a la alianza con Roma desde el 195 a.C.

Además no se puede descartar que los propios romanos adoptaran la falcata en casos particulares como parte de la panoplia militar durante los enfrentamientos contra los enemigos hispanos. Un arma de ocasión que demostró su eficacia en los campos de batalla.

Nuestra falcata ibérica es una réplica que puede servir para recrear desde el siglo IV al II a.C., los pueblos celtas ibéricos, primero enemigos, después socios de Roma. La falcata fue también un arma empleada en gladiatura, ya que se la consideraba muy exótica y bárbara por parte de los romanos, además de mortífera.

Esta falcata ibérica tiene una empuñadura de latón dorado adornada con una cabeza de caballo. Las cachas de la empuñadura están hechas de hueso y fijadas con remaches de latón. La vaina incluye un cuchillo afalcatado que se corresponde con los hallazgos arqueológicos.

La hoja de acero al carbono tiene interesante acanaladuras, que certeramente investiga el profesor Dr. Fernando Quesada Sanz (LAS ACANALADURAS EN LAS HOJAS DE FALCATAS IBÉRICAS, CuPMJAM.. 15-1988 Repositorio Universidad Autónoma de Madrid):

Desde el punto de vista de la funcionalidad, nos parece claro que las acanaladuras no
se diseñaron con la intención de agravar las heridas causadas por el arma, sino que el objetivo
es distinto y triple: aligerar la hoja sin perjuicio de la resistencia; limitar la flexibilidad
de la misma en sentido lateral y crear un efecto decorativo agradable, factor este último en
modo alguno despreciable si tenemos en cuenta que la falcata es tanto un arma de guerra
como un símbolo de poder y prestigio social.

Detalles

  • Ni la falcata ni el cuchillo están afilados
  • Incluida vaina de madera decorada con cuero rojo y accesorios de latón
  • Longitud total de la falcata: aprox. 63 cm
  • Longitud de la hoja: aprox. 52 cm
  • Longitud total del cuchillo: aprox. 23 cm
  • Longitud de hoja del cuchillo: aprox. 15 cm
  • Peso aproximado. 2,1 kg

Peso del envío: 2.40 kg

Una falcata como esta se encuentra expuesto en el Museo Histórico-Arqueológico de Almedinilla, Córdoba (ver imágenes del producto).

Escribe tu opinión

Falcata

Réplica de falcata de tipo celtíbero. Siglos IV-II a.C.

Escribe tu opinión

 
Comentarios(0)

No hay reseñas de clientes en este momento.

8 productos más en la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

No hay productos

Para determinar Envío
0,00 € Total

Ir a la caja