Exvotos oferentes

Pareja de figurillas religiosas romanas de uso personal.

Más detalles

020190001
Producto nuevo

70,25 €

5 articulos

- +

 
Más información

Esta es una réplica que sirve para recrear usos y costumbres romanas de la República media. Los exvotos consistían en figurillas representando personas o animales, armas, alimentos, etc. Podían depositarse en altares o santuarios pero tambien llevarse con uno mismo, para acompañar las oraciones a los dioses.

Estas dos figurillas representan a un hombre y una mujer en actitud oferente. Tienen un aspecto arcaizante, alejado de las elaboradas representaciones posteriores a las reformas religiosas de Augusto. Su factura recuerda al arte de las culturas etruscas prerromanas, con los que los romanos tomaron contacto desde su fundación. La permeabilidad religiosa de las culturas mediterraneas generó influencias mutuas que se manifestaban en el arte y los usos religiosos.

Algunos especilistas opinan que estas figuras son también adecuadas en la recreación de lares compitales, unas divinidades arcaicas que entroncan con los tiempos de la monarquía romana. Eran lares representados en pareja, de carácter agrícola, que protegían la fertilidad de las cosechas. No existen representaciones o imágenes de estos lares, toda vez que desaparecieron en las reformas religiosas de Augusto.

Están fundidos en latón 100% con tratamiento de ácido para conseguir el efecto bronce. Se presentan en una bolsa de cuero con cierre de cordon, con el que se puede colgar de un cinturón civil o militar.

Una réplica ideal para la recreación histórica y un regalo especial pare el aficionado a las religiones antiguas.

Medidas y características:

  • Alturas: 9 y 9,5 respectivamente
  • Peso total con bolsa: 250 gr.

Escribe tu opinión

Exvotos oferentes

Pareja de figurillas religiosas romanas de uso personal.

Escribe tu opinión

 
Comentarios(0)

No hay reseñas de clientes en este momento.

7 productos más en la misma categoría:

No hay productos

Para determinar Envío
0,00 € Total

Ir a la caja