• ¡En oferta!
Bota con vueltas II
  • Bota con vueltas II
  • Bota Alta de Caballeria II

Bota con vueltas II

Réplica de bota con vueltas. Siglo XVII.

Colores
Numeros
195,00 €
Impuestos incluidos
Cantidad
Últimas unidades en stock
  • done CERTIFICADOS POR HISTORIADORES. Nuestros artículos vienen acompañados de una Nota de Adecuación Histórica (NAH), realizada por historiadores
  • done ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 300€. Envíos rápidos a todos los destinos. Consulte condiciones y plazos en el menú.
  • done PAGO SEGURO por Visa, Mastercard y Paypal

Hechas en cuero de vacuno de aprox. 4 mm de espesor que, gracias a sus costuras de alta calidad, es altamente estable y se puede usar tanto para caballería como para ir a pie.

Originalmente surgen como unas botas altas de montar, adoptadas por los cuerpos de caballería de los ejércitos regulares desde finales del siglo XVII. La vuelta se extendía al ir montado para proteger los muslos. Al apearse, el jinete cogía la vuelta, para caminar mas cómodo.

A partir de 1630 aproximadamente se generaliza su uso entre la infantería, sin variaciones morfológicas significativas. Los soldados a pie de los Tercios agradecían la protección que ofrecían este tipo de botas en los húmedos pantanales de Flandes o en los embarrados campos del Camino Español. 

La caña está forrada de algodón en el interior desde la rodilla hasta abajo. La altura de la caña sin doblez es de aprox. 79 cm desde el talón, con aprox. 86 cm en la parte delantera, lo que es bastante para llegar a la mitad del muslo, incluso en recreadores de mucha altura. La suela está hecha de varias capas de aprox. 5 mm de espesor de cuero clavada firmemente a la pieza.

Importante tener en cuenta que el recreador necesitará acostumbrarse al ajuste definitivo mientras amolda las botas. Al igual que con los originales históricos, estas botas se han confeccionado sin distinción de pie derecho e izquierdo. Las botas se adaptan al pie respectivo durante los primeros usos.

Con las vueltas cogidas, la caña alcanza aproximadamente los 50 cm de alto, por lo que quedan elegantes en la recreación histórica habitual a pie, algo muy apreciado por el recreador de los Tercios. El tobillo está sujeto adicionalmente por correas circulares, que pasan por el tacón. La correa sujeta un refuerzo en el empeine.

Una bota para los recreadores históricos más exigentes que, con cuidados mínimos, puede durar toda la vida.

Detalles:
- Material: piel de vacuno de aprox. 4 mm
- Cuero de la suela: capas de aprox. 5 mm cada una (opcion del recreador de fijar tapas de goma, aunque menos histórico)
- Varias tallas disponibles

Peso del envío: 1.20 kg

Pueden verse unas botas como estas en el retrato de D. Tiburcio de Redín, de Fray Juan Andrés Rizi, en el Museo de El Prado.


CP-Schuhe
102060004-41M
1 Artículos

Puede que también te interese

Aceite para cuero

Botella de 500 ml de aceite nutritivo Pata de Buey, para la piel curtida.

Precio 8,00 €
chat Comentarios (0)
arrow_upward