Casco Montefortino III

Montefortino siglo IV a.C.- I a.C., réplica de ejemplares en hierro o bronce estañado.

Más detalles

100150033
Producto nuevo

78,51 €

7 articulos

- +

 
Más información

El casco de tipo Montefortino fue directamente importado por los romanos desde principios del IV a.C., por tanto, tiene su origen en los mismos modelos celtas. Posteriormente evolucionaron a los modelos Coolus, que a su vez fueron los predominantes hasta finales de la República. Los galos los fabricaban en hierro, añadiendo a veces decoraciones en bronce. Sin embargo, parece que los galos los copiaron a su vez de modelos etruscos y otros pueblos del Lacio, a través del comercio o los botines de guerra (Filippo Coarelli).

Como era típico de los romanos, tomaron y adaptaron este tipo de casco, para hacer frente a los numerosos enemigos que fueron enfrentando, utilizando principalmente el bronce, mas abundante en la región itálica. El pequeño cubrenuca, que indica que los enemigos no son propensos a realizar golpes de arriba abajo, pronto fue ampliado por los romanos en las tipologías posteriores, para adaptar su protección a las diferentes formas de combatir de los enemigos.

Como decimos más arriba, generalmente se considera al Montefortino de fabricación romana como un casco exclusivamente de bronce, olvidando que ya en el yacimiento original que da nombre al casco, la necrópolis de Montefortino d'Acervia, Italia, se hallaron cascos de bronce e hierro (Museo de Arqueológico de Arcevia, Italia). E. Brizio ya describió cascos de hierro en sus excavaciones de tumbas itálicas a comienzos del siglo XX. También en el yacimiento de Monterenzo Vechio se halló un ejemplar en hierro, actualmente expuesto en el Museo Luigi Fantini de Bolonia, después de su restauración (estaba completamente concrecionado), cuya imagen se muestra a continuación:

montefortino hierro

La producción masiva y modelos mas toscos que necesitaron los romanos a partir del siglo II a.C.. junto con el acceso a nuevas fuentes de hierro, les llevaría a fabricarlos en este metal. Los expertos que así opinan se apoyan también en algunas fuentes, como el fresco de la Casa del Poeta Trágico en Pompeya, ahora en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, donde todos los soldados del fondo se pueden ver usando el casco de Montefortino, cuatro de ellos en bronce y uno (¿un oficial?) bien en hierro o bien en bronce estañado, una técnica que los romanos manejaban a la perfección, habiéndose encontrado cascos y umbos con restos de esta lámina de estaño pulido.

montefortino

Se han encontrado pocos Montefortinos en entornos militares, siendo los hallazgos más bien en contextos funerarios (en la República el soldado era propietario de su equipo). La escasez de registros arqueológicos de estos cascos de hierro o chapados se explica por su menor capacidad de conservación y resistencia a la oxidación, por la pérdida de la lámina de estaño o porque su producción debió ser muy reducida. Otros ejemplos curiosos de uso del hierro en el Montefortino, es el encontrado en Cassaselvatica, en este caso añadidos de hierro chapado en bronce.

Aunque el debate sigue abierto, parece que estamos ante una excepción sobre la regla, una rareza al modo de la lorica segmentata 100% en latón encontrada en Israel.

Por tanto, para recrear este singular tipo de Montefortino, ofrecemos esta réplica en acero. En este modelo las carrilleras no son tan amplias como en otros y van adornadas con rosetas, que se convertirán en un ornamento muy repetido en modelos posteriores gálicos. Como todos los Montefortinos tiene un pináculo que forma parte integrante de la calota, y que, según las fuentes, iba adornado con plumas o con crines de animales.

Incluye capacete lavable de algodón por separado. Talla única.

Características:

  • Material: acero 
  • Perimetro de cabeza máximo de 61 cm
  • Largo (adelante a atrás): 21 cm.
  • Anchura (oreja a oreja): 18,5 cm.
  • Peso aprox.: 1,2 Kg.

Peso del envio 1.7 kg.

Escribe tu opinión

Casco Montefortino III

Montefortino siglo IV a.C.- I a.C., réplica de ejemplares en hierro o bronce estañado.

Escribe tu opinión

 
Comentarios(0)

No hay reseñas de clientes en este momento.

8 productos más en la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

No hay productos

Para determinar Envío
0,00 € Total

Ir a la caja