El recreador histórico: una misión

El recreador histórico: una misión

La Reconstrucción o Recreación Histórica es la actividad que se dedica a reproducir hechos o personajes del pasado y a difundir la Historia entre el gran público de una forma amena y visual, sin tintes ideológicos ni políticos. En España, esta actividad es normalmente amateur, y la sociedad saca un gran provecho de ella.

La Recreación Histórica ha sido definida también como aquella actividad recreativa y educativa por la que un grupo de hombres y mujeres reviven, lo más fielmente posible, un hecho o periodo de la Historia. Se utiliza con frecuencia el término inglés Living History, historia viviente, para designar un modo de mostrar y difundir la historia muy diferente del academicismo tradicional, que solo está al alcance de unos pocos iniciados. En la Recreación Histórica caben muchas opciones, desde la Antigüedad hasta la Segunda Guerra Mundial, pasando por el medievo y las guerras napoleónicas. Desde las unidades militares hasta la gastronomía, pasando por la religión o la medicina, miles de grupos y asociaciones de recreación histórica devuelven a la vida aquello que fuimos y nos trajo hasta aquí.

No es casualidad que la Recreación Histórica nunca haya pasado de moda. Fueron los mismos romanos quienes disfrutaban de ella, reproduciendo en sus anfiteatros escenas y batallas de su propia historia, para disfrute e instrucción de todos los asistentes. La tradición se mantuvo durante la Edad Media, donde los Imperios Bizantino y el Sacro Romano Germánico organizaban celebraciones donde se conmemoraban hechos de la Antigüedad.

En la actualidad, este movimiento se encuentra extendido por muchos países, no siendo España el último de ellos. Las industrias del teatro y del cine, con frecuencia han recurrido (y remunerado) a los grupos y asociaciones de Recreación Histórica. Películas como Gettysburg, El Patriota o Alatriste, han contado con la participación de grupos de recreadores, lo cual les proporcionó (a un módico coste) un grado tal de autenticidad y calidad, que fue bien apreciado por el público. Hoy día, Universidades, Museos e Institutos Culturales se interesan por una actividad que, naciendo desde la seriedad y el rigor, es incluso foco cultural de atracción turística.

Sin embargo, para el gran público y en ocasiones también para los medios de comunicación, existe cierta confusión en torno al concepto de Recreación Histórica. Se aplica así tal calificación para designar actividades o atuendos que se encuentran muy alejados de merecerla, confundiendo al interesado y quizá desmereciendo la actividad de los auténticos recreadores. En este artículo, se utilizan como sinónimos Reconstrucción o Recreación Históricas. También podrán ustedes leer en alguna parte escrito el término Arqueología Experimental, que tiene un significado muy similar. 

recreacion terciosRecreacion Histórica de Tercios españoles en Padules (Almería)

La Recreación Histórica es una actividad que se ha ganado por méritos propios su lugar en la sociedad. En esta actividad, se busca que todo elemento esté históricamente comprobado y realizado en los mismos materiales que el original. Los comportamientos y actitudes de los recreadores deben ser igualmente frutos de la investigación y contar con el refrendo académico de historiadores y arqueólogos.

No obstante, incluso dentro de la Recreación histórica se han distinguido grados. Como en tantas cosas, en los Estados Unidos se ha establecido una clasificación que, en ausencia de otra mejor, relacionamos aquí:

  1. Los llamados Farbs o "soldados de poliéster". No hay traducción para Farb, aunque sería algo así como cutre. Según estos autores, estos son los ​​recreadores que menos tiempo y dinero emplean en conseguir la autenticidad en lo que respecta a la vestimenta, accesorios o comportamiento. En estos recreadores se pueden observar a simple vista ropas anacrónicas (camisetas interiores, calcetines de deporte,…), telas impropias de la época, confección inadecuada (costuras innecesarias, velcros, cremalleras,…), calzados modernos (playeras o sandalias), peinados o maquillajes fashion, etc.
  2. En la categoría de recreadores Mainstream (“corriente principal”, sería una traducción bastante exacta) podrían estar la mayoría de los grupos de reconstrucción de España. Su actividad está presidida por la investigación y las fuentes académicas más reconocidas. Prefieren no recrear algo antes que hacerlo de modo inadecuado. En estos recreadores todo lo que queda a la vista es totalmente auténtico, aunque para la ropa interior y otros elementos ocultos al exterior se utilizan elementos y materiales modernos. Lo cual por otra parte, contribuye a hacer posible una actividad difícil de realizar sin estas pequeñas comodidades y ahorros. Aspectos como la comida o la bebida históricas tampoco son muy importantes en un evento, aunque en ocasiones gustan de extender la recreación a la gastronomía, celebraciones, etc. Esta es la Recreación Histórica por antonomasia, que reúne los requisitos de calidad y factibilidad generalmente aceptados por el mundo académico (y la economía familiar).
  3. Por último, los autores describen a los Progressive o “Progresivos”. Es lo contrario de los Farbs y son los más extremos. Los Progresivos investigan mucho y viven en primera persona todos los aspectos de la época recreada. Durante sus eventos, comen lo mismo que comían en la época representada, duermen al raso si es necesario y prescinden de cualquier elemento o comodidad de la vida moderna, medicinas incluidas. Algunos adoptan sinceramente religiones y sacerdocios antiguos, hasta el punto de vivirlas diariamente, con oraciones y ritos adecuados. 

recreacion medieveval

Recreacion histórica medieval en Las Navas de Tolosa (Jaen)

En definitiva y dejando a un lado las clasificaciones, lo importante es que toda Recreación Histórica tiene como objeivo la difusión de la Historia. Como tal portavoz de la Historia, el recreador histórico asume una importante responsabilidad: la de transmitir el conocimiento de la Historia con veracidad y rigor al público en general. Esta es la manera en la que la Reconstrucción Histórica se ha ido ganando a pulso el respeto de los historiadores, de las Universidades y de los Museos. Durante generaciones la única fuente para un conocimiento ameno de la Historia han sido los comics y el cine. Hasta el punto de que cualquier cosa que apareciera por la gran pantalla era devorada con avidez y tomada por el público como rigurosamente cierta y verídica. Por ejemplo, ahora muchos creen que los espartanos estaban tan "fit" como en la película 300. Por todo ello, el recreador histórico abraza voluntariamente esa responsabilidad ante la sociedad. Al asumir dicha responsabilidad, los recreadores se convierten en maestros vivos del conocimiento y de la Historia y se entregan a todo ese público, pequeños y mayores, que se acerca a ellos con la expectativa de aprender un poco más de tal o cual personaje o época.

Los recreadores. Esos ingenieros del pasado, que emplean su esfuerzo, su ingenio, su tiempo y su dinero en prestar un servicio tan altruista, tan filantrópico, tan imprescindible… y tan poco valorado en ocasiones. A todos ellos dedicamos nuestro esfuerzo diario en La Casa del Recreador, para hacer posible esta noble misión con la confianza y garantía de tu proveedor español de Recreación Histórica.

Recreacion romanaRecreación histórica de legiones romanas en El Ejido (Almería)

Fotografías gentileza (por orden de aparición) de Javier Tamargo (Recreación Batalla de Bailén), Recreación Paz de la Alpujarra, Certamen de Novela Histórica de Úbeda e Inés Navarro (Murgi).

Publicado el 28/11/2017 por La Casa del Recreador 0 412

Dejar un comentarioResponder

Tiene que estar conectado para publicar un comentario.
Ant
Sig

No hay productos

Para determinar Envío
0,00 € Total

Ir a la caja