Manica Carlisle

Variante de manica o protección del brazo del legionario romano.

Más detalles

300120003
Producto nuevo

103,31 €

5 articulos

- +

 
Más información

La manica, o lorica manica, realizada en acero o aleación de cobre, era un elemento de protección ya descrito por Jenofonte, con lo cual su uso militar parece remontarse a los siglos IV-V a.C. Tambien parece que ya era utilizado por los gladiadores en tiempos de la República y bien conocida por otros pueblos a los que se enfrentaron las legiones, como los partos. La manica era una protección que respondía al mismo principio de la lorica segmentata. Placas de hierro superpuestas que tienen un efecto deflector de los golpes. Se utilizaba solo una, en el brazo derecho que se exponía al utilizar el gladius.

Tácito habla de un tipo de gladiador que utilizaba manicae de hierro como esta, el crupelarius, un gladiador acorazado que es descrito en el relato de la revuelta de Floro, 21 d.C.

La teoría tradicional sostenía que el ejército romano incorporó este elemento al ámbito militar, después de las campañas dacias de Domiciano. Sin embargo, ya existen evidencias de diversas representaciones del yacimiento de Mainz, donde aparecen manicae como partes de la panoplia de los soldados difuntos, datadas en el principado de Caligula.

Desde luego, el ejército de invasión de Trajano hizo un uso profuso de las manicae para proteger los brazos de los legionarios que se la quisieran permitir. Era una respuesta al efecto de la falx dacia, un terrible arma cortante a dos manos, que seccionaba los miembros expuestos. Evidencias gráficas se encuentran tanto en la Columna Trajana, como en Adamklisi.

Esta réplica se aproxima muy fielmente a los hallazgos arqueológicos de Carlisle o Newstead, entornos puramente militares, siendo apta para recrear legionarios de siglos I y II d.C. Cuenta con una placa superior y una placa final de protección de la mano. Entre ambas se insertan 22 placas que siguen un solape ascendente, al estilo de los hallazgos de Carlisle y Newstead. Esta configuración parece mas adecuada que la inicial interpretacion realizada en los relieves de Mainz, otorgando un efecto deflector mejorado frente a puntas entrantes.

Se ajusta al brazo con cuatro correas de cuero y hebillas de latón. Una placa incluye además dos anillas suplementarias, para la fijación a las placas de brazo de la lorica segmentata mediante vinculii. El interior de la manica está totalmente forrado en cuero, que se extiende hasta los bordes, lo que la hace muy segura de utilizar para el recreador.

Características:

  • Largo: aprox. 50 cm.
  • Ancho: aprox. 13 cm.
  • Calibre acero: 1 mm
  • Peso aprox.: 1,1 Kg.
  • Peso del envío: aprox: 1,5 kg.

En la imagen inferior vemos la manica expuesta en el Museo Nacional de Escocia:

manica

Escribe tu opinión

Manica Carlisle

Variante de manica o protección del brazo del legionario romano.

Escribe tu opinión

 
Comentarios(0)

No hay reseñas de clientes en este momento.

8 productos más en la misma categoría:

No hay productos

Para determinar Envío
0,00 € Total

Ir a la caja